El artista japonés residente en París, colaborador habitual del reconocido compositor electrónico y artista visual Ryoji Ikeda y desarrollador de herramientas de diseño arquitectónico para arquitectos como Kengo Kuma y Junya Ishigami, presenta una nueva pieza, perteneciente a su serie f (), comisariada por Arnau Horta en e Nivel 2 del Santa Mònica.

Una instalación visual y auditiva fundamentada, como toda su obra, en la programación informática. Tomonaga entiende “la arquitectura como hardware y la instalación como software” a la hora de interactuar con el espacio y con los sentidos del público: a partir de unos tubos de luz reactivos al sonido se genera un flujo de energía invisible, creando olas de sonido a medida que topan las moléculas de aire. La idea es representar un modelo extremadamente minimalista de cómo el ser humano percibe el universo.

Inauguración: 4 de febrero
Visitas hasta el 28 de febrero