Estrenado en el Grec 2020, el nuevo proyecto de la bailarina investiga sobre las posibles dimensiones coreográficas y plásticas del sonido y el cuerpo. Con una gran relación con la música electrónica y las artes visuales (lo hemos visto en espectáculos con Alba G. Corral), aquí traspasa conceptos de sonoridad, espacialidad, corporalidad y temporalidad de unos elementos a otros, moviendo micros y altavoces, escondiendo y enseñando. Plasticidad del sonido y del cuerpo.